viernes, septiembre 21, 2007

Los Perros del Hortelano Laborales.


El perro del hortelano es una comedia palaciega de Lopez de Vega, publicada en la Oncena parte de las comedias de Lopez de Vega Carpio (Madrid, 1618) cuyo título hace alusión al refrán «El perro del hortelano ni come ni deja comer». Esta moraleja se puede extender laboralmente a personas supuestamente exitosas que asciende a puestos jerárquicos complaciendo a sus superiores y castigando a sus inferiores. Más grave es cuando esos perros se dizfrasan de buenas personas y al mejor estilo de Ética a Nicomaco, llegan a jefes de departamento. Actualmente estoy sufriendo el efecto de uno de esos perros que te hacen la vida laboral difícil, cosa que te jode la vida personal. Uno está a merced de su doble moral y no sabe por que lado lo va a cagar a uno. No dejandote avanzar o peor tratandote de que pierdas el trabajo en busca de favorecer a un aliado para inflar su ego. Por supuesto toda esa estrategia no es gratis, pierden amigos y ganan enemigos, o mejor, ganan amistad por conveniencia suya. La mejor manera de defenderse de estos perros es descubrirlos y elimarlos apenas aparecen, no dejarles espacio de poder, porque cuando uno se da cuenta ya es demasiado tarde.

3 comentarios:

Omar dijo...

Hola Horacio, esa persona que describís no encuadra con el perro del hortelano, ya que si llego a jefe. Para que coincida con el refrán debería ser un buchón chupamedia pero no ascender por chupamedia buchón. En realidad lo que describís es el claro incompetente alcahuete, que para lo único que sirve es para cagar al resto. Conociéndote la única forma de combatirlos es mediante la inteligencia, algo que no te falta.
Exitos.

Omar

Dementor dijo...

Gracias Omar por tu observación, pero lamentablemente cuando una persona está en esa postura de poder poco te sirve la inteligencia, ya que lo que sirve es ser una persona con doble con doble moral. cosa que no comparto como estilo de vida.

Carolus dijo...

Muy buen blog, le felicito. Usted no debería leer esto... Es retorcidamente maquiavélico. Entre y verá, ya me dirá como le funciona:

http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf