lunes, febrero 26, 2007

Sorpresa en el museo de Tornquist

Una de las sorpresas que me pude encontrar al visitar el museo de la ciudad de Tornquist, a 76 km al norte de la ciudad de Bahía Blanca, yendo por la ruta nacional 35. Es ver una terminal Tektronix. Toda un reliquia, esta terminal data del año 1980 y pertenecía a la cooperativa de electricidad de la región. Bueh, una sorpresa para mi que siempre la he visto en la viejas películas de ciencia ficción cuando era adolecente.
Una de la peculariedades de la ciudad esta es la gran urbanización existente por la poca cantidad de habitantes y la abundancia de Bulevares arbolados. Es algo que deja sorprendido, pues salvo la plaza del pueblo no es una ciudad turística como la Ciudad de la Ventana o la Ciudad de la Ventanilla, en las sierras de la ventana. Pero se nota que los holandeses fundadores (de ahí el origen del nombre) dejaron una impronta de compromiso social, que poco se puede ver en otras localidades de la argentina.

En la foto estoy con mi hija menor Victoria.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

http://losochosalvajes.blogspot.com/

COMENTAN SU ARTICULO

Dementor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dementor dijo...

Grácias por el comentario.